miércoles, 21 de marzo de 2012

El caos de irse a dormir


Sí, son pequeños..., pero son más... y lo saben... y es que tenía que haberme quedado claro después de ver la película de Bichos, que lo importante no es el tamaño sino el número... pero no, como yo soy de Bilbao no me debí enterar hasta que ya era demasiado tarde...

Y si durante el día la cosa ya de por sí es difícil, por la noche se complica aún más, y no es que pase nada especial, sólo que después de todo un día de actividad, correr, jugar, saltar, bailar, nadar, vamos, lo que todos los niños hacen y sus padres (ya viejitos por lo que se ve) ya se cansan con sólo mirar... mis hijos aún tienen pilas, y de las alcalinas.

La teoría se la saben de carrerilla y la rutina a la perfección... baño, cena, cepillado de dientes, lavado de cara, hacer pipí, dar un beso a papá y mamá, cada cual con su muñeco y a la cama...

La practica ya es diferente porque todo va bien hasta la parte en la que nos vamos a la cama... uno quiere agua, otro decirle una cosita a papá y por supuesto la peque se pone a llorar, y mientras papá o mamá se ocupan del bebé, uno de los dos aprovecha para colarse en la habitación de su herman@... mientras el adulto supuestamente responsable que queda libre se hace cargo del intruso, el otro niño aprovecha para darse una vuelta por la casa. Cuando vuelven todos a sus respectivas camas, no falta quien se levanta porque ha olvidado decirnos algo, o porque quiere otro muñeco, o porque no quiere dormir, o porque quiere irse a la cama de mamá, o porque.... vamos, que da igual el por qué, lo importante es que pasa...

Y cuando es una noche te parece hasta chistoso, cuando son toooooooooooodas las noches, ya te empieza a parecer un teestásriendodemí????... Y esto, a una madre desquiciada que sigue levantándose a media noche para dar de comer a la más pequeña y acarrea el sueño durante el resto del día, pues como que no!.

Y no, porque quiero irme a dormir a la hora de los bebés, porque me levanto pensando en dormir y me acuesto pensando en cuando podré dormir de verdad... y es que echo de menso esos fines de semana que empezaban a las doce y eso ya era madrugar, en los que por si acaso mejor me hecho una siesta pijamera...

Conclusión: me gusta dormir y no entiendo que a mis hijos no les guste, ¿será que no quieren acabar con el día porque dormir es una pérdida de tiempo?

8 Aleteos:

Trax dijo...

Con lo dormilona que yo soy, cada vez que os leo las historias nocturnas, me dan ganas de echarme p'atrás (espero que ya sea tarde, jeje)
Supongo que serán rachas, no sé. Esto también pasará, se harán mayores y dormirán 28 horas al día!
Un besote.

Madi dijo...

Nena, luego vendrá nuestra venganza, cuando vuelvan a las 6 de fiesta...TODO EL MUNDO ARRIBA A LAS 10!Y de comida de resaca un cocido...quien ríe el último, ríe mejorrr. Muahahahaha

Jeza Bel dijo...

jajajajajajjaa...a mí me pasa igual, yo estoy muerta y la veo a ella con las pilas recargadas...y eso que es una!!!!

Pero como dice madi, luego vendrá nuestra venganza......cuando lleguen tarde a casa, todo el mundo a madrugar :-P

Un besazo y ánimo dormilona, de otra dormilona!!!!!

Pettro dijo...

Yo cuando era pequeña no quería dormir nunca porque para mi era una perdida de tiempo... jajajja, y ahora... ayyyy quien me diera echar una siestecilla!!!! y eso que solo tengo 2 fierecillas y el peque duerme del tirón tooooda la noche... pero hija, es que el día se hace muuuuy largo!!!
Ánimo!

mistrucosparaeducar dijo...

Jajaja, estoy en las mismas pero con uno que vale por tres!!
Ánimo guapa!!

Mo dijo...

Yo opino como Madi y Jeza Bel, la venganza es un plato que se sirve frío..jeeeeejejejejejejeje! Besos!

Madre desesperada dijo...

A mi me pasa lo mismo, pero con un niño menos. Me imagino lo que te la pueden liar tres. Buf. El bebé tampoco me deja dormir. Estoy agotadaaaaaa. Mucho ánimo. En un par de años volveremos a dormir.

Débora #ALATIDOS# dijo...

Bueno, está claro que sois minoría... pero también está claro que sois los adultos, jejeje.
Los peques está claro que intentan alargar el momento de acostarse al máximo, y en tanto en cuanto se hacen fuertes, estaréis a sus órdenes, salvo que decidáis frenar el tema (con los mayores) porque con peke es peke...
Muchos ánimos y siestitas durante el día!