miércoles, 25 de enero de 2012

Consecuencias de estar en paro


Dicen que las parejas suelen separarse en vacaciones, tiene sentido si lo piensas, generalmente cada quien hace su vida, va a trabajar y vuelve cansado, comparte su vida con la familia, baños, cenas, y poco más... el fin de semana es entretenido porque se preparan para hacer cosas entretenidas, distraerse, etc...
Las vacaciones es cuando se pasa más tiempo... juntos...

Mi marido lleva desde enero engrosando las listas del paro... al principio él se mostraba optimista, tenía un buen CV, y me decía que no llorara porque no era tan preocupante, creía que este mismo mes tendría al menos alguna entrevista y además un plan B... es bueno tener un plan B por si no funciona el plan original.
De momento ni una sola llamada, ninguna entrevista... y no, no queremos tener que probar con el plan B que consiste en volver a España, vivir en casa de mi abuela que desde la muerte de mi abuelo está desocupada, y aún cuando no tengamos trabajo, al menos tendré una familia con la que llorar...

Lo malo de que él esté sin trabajo (además de lo preocupante de la historia, del qué haremos o cómo viviremos a partir de ahora), es que pasa mucho tiempo en casa...
Ahora que ya empieza a estar preocupado, la cosa se complica porque él ya de por sí es poco comunicativo, preocupado no habla nada, es cortante y seco... para colmo me he dado cuenta de que tiene poca paciencia.

A ver... yo sí he perdido alguna vez el control y le he dado un bocinazo a alguno de los niños o los dos, que todo depende... pero paso 24 horas al día con ellos, y ahora son 3... pero mi marido no aguanta estar todo el día con ellos y sólo lleva 25 días seguidos en casa...
Lo que realmente me molesta es que si yo me altero con uno de los niños, él lo critique... pero claro, cuando él lo hace simplemente tiene razón... no, hombre... así no son las cosas, porque digo yo... cuando yo pierdo la paciencia y riño a uno de los dos, me dices que exagero... pero qué haces tú???... pues exageras muchísimo más, porque yo llevo casi cuatro años dedicada única y exclusivamente al cuidado de los niños, y te diré algo más... sí, los niños son preciosos, son divinos, son un amor, te mueres con cada sonrisa, con cada salida de esas que no sabes donde meterte para que no veas que estas muerto de risa... pero... también cansan y agotan... que ya sé que no es lo mismo que el trabajo en la oficina, que debe ser extenuante... nada comparable con la tabla excel, la base de datos y la reunión con jefes y subordinados... los niños simplemente tienen pilas toooooooooodo el día, se pegan, se quieren, se hacen pipí, piden galletas sin control, quieren que juegues con ellos todo el rato, y desde luego que estés sentado en el ordenador todo el día no es tarea fácil con niños en casa... te molestarán a la hora de comer, ir al baño es misión imposible, te llamarán tres mil veces al día si pueden, y siempre querrán hacer lo que tú no les dejas... y por si no te ha quedado claro, querido marido mío, es que no podemos decirles todo el tiempo que estás ocupado, o que parezcan personas adultas porque son solamente niños... ellos no saben lo que es luego, un minuto o déjame escuchar tranquilamente... para ellos sólo hay (de momento un ahora)... y aunque para nosotros sea una auténtica bobada lo que necesitan, para ellos es importante...

Imagino que es simplemente que está preocupado, pero los niños no deben saber que algo va mal... debieran ser niños, jugar, reír y seguir ajenos a todo lo que nos pasa... Debieramos tener la capacidad de no ser transparentes, debieramos creer que ellos tienen un mundo perfecto porque nosotros debiéramos inventarles uno...

Ojalá mis hijos no se den cuenta de que papá y mamá lo están pasando mal...

17 Aleteos:

Madi dijo...

Hay Rakel, qué putada. Te entiendo totalmente. La cosa anda chunga de carajo y los papis, en realidad, aquellos que se pasan currando todo el día, no saben lo que es tener enanos 24 horas. Jo, siento mucho que lo estés pasando mal con el bebé recién llegado a casa. Mucho ánimo y mucha suerte, espero que encuentre trabajo pronto y se arreglen las cosas. Un besote!!!

Kym dijo...

He llegado aquí de casualidad, pero me ha "enganchado" tu blog.

Bueno, qué decir...nadie sabe lo que cansa estar con niños 24 horas hasta que no lo hace. Yo cuando mi hija mayor era bebé, trabajaba, y estaba agobiada, sí, pero al menos desconectaba. Ahora estoy en casa con dos enanos, feliz, encantada de la vida, pero totalmente estresada! ;)Sé que mi marido no aguantaría esto ni loco...de hecho, creo que él no aguantaría solo ni la hora del baño (es triste decirlo, quizás exagerado? pero es lo que siento.)

Saludos y ánimo!

Jeza Bel dijo...

Ánimo cariño!!!!

Es una situación difícil, pero estoy segura que saldréis fortalecidos de ésta, y que irá todo mejor.

Los padres no tienen paciencia, al mío le pasa igual, de cada vez que yo pierdo los papeles, él los ha perdido 10 veces....y, eso que apenas pasa tiempo con la peque, y yo llevo 11 meses, 24 horas al día.

No se lo tengas en cuenta, está pasando un mal bache, ya sabes lo orgullosos que son estos hombres...así que, apóyale!!!!

Un besazo

Yaiza dijo...

ánimo raquel, no sabía que tu marido estaba en el paro, si lo que tenias que estar es trankila (bueno, lo trankila que se puede estar con 3 hijos pequeños claro) con tu nena recién nacida y en pleno postparto,agggg
seguro que salis pero es durillo. Me recuerda a mis primeros meses de mamá sin ir a trabajar,uffff, y solo era un niño y mi marido me ayudaba, pero las hormonas trabajan por otro lado.
porque no te gusta contemplar el plan b?
no me he leido el comienzo del blog entonces no sé porque estais en chile....por trabajo o porque tu marido es de alli?
si puedes me contestas y sino no pasa ná, note agobies más.

moitos besiños guapa y ANIMO!

Paris dijo...

Raquel, no te agobies más, esa situación tendrá que cambiar, de todas formas no hace ni un mes que está en paro, hayq ue tener paciencia para que le llamen de alguna entrevista,pero le llamarán, ya lo verás.
la situación es dura, ya se sabe, tu posición es la más dura de todas porque estás en el post parto y todo se ve de otra manera, pero tranquila, de todo se sale.
Yo me quedé embarazada y me quedé en paro...bueno, lo mio fue peor, pero es muy largo de contar, en otra oacsión será.
Cuidate.

Raquel dijo...

Madi: Muchas gracias por los ánimos... la verdad es que a días lo llevo bien y a días me da un bajón horrible...
Yo creo que a las mamás les nace una paciencia extrema en el momento de hacerse mamá...

Kym: Gracias por pasarte por aquí y por quedarte, yo también he pasado por tu blog y ya me he hecho "fan"... creo que eso de desconectar en el trabajo es entre comillas una maravilla, puede ser que tengas más ganas de llegar a casa para estar con la familia, como el momento rico del día... el caso es que par ami marido estar en casa está siendo un agobio. Y no, no creo que exageres... mi marido solo en la hora del baño... ummm... no, no lo he visto, jajaja!

Jeza: Gracias guapa. A veces pienso que nosotras es que ya estamos acostumbradas, conocemos mejor los berrinches, las mañas, y lo que va a pasar durante todo el día... No se lo tengo muy en cuenta, pero a veces me agobia más él que los niños, jajaja!.

Yaiza: Pues ese es el problema, que debe ser el postparto que me deja aún peor... El tema de no querer ir a España es larguito y tal vez sea más cosa mía que la realidad. Pero mi marido es chileno, y creo que cuando vayamos a España va a tener menos oportunidades que las que tiene aquí, y tal y como están las cosas además no sé si es buena idea ir... además de dejar mi casa, mis cosas, todo por lo que hemos luchado durante años... es un hervidero de sentimientos... Aunque te diré que para pasar miseria en Chile, prefiero pasarla en España que estoy rodeada de familia.

Paris: Sé que aún no lleva ni un mes en paro, pero como era funcionario público a contrata no le correspondía finiquito, así que a vivir con lo que fue de su último sueldo... Sé que no es mal currículo... pero me agobia que no le llamen, aunque sea una sola entrevista que me de un poquito de esperanza...
Ya te preguntaré por mail tu historia, jajaja!
Gracias por los ánimos!

Eviki dijo...

animo¡¡sé que es fácil decirlo, pero siempre hay una salida en los momentos difíciles, un poco de constancia y paciencia creo que es lo mejor, que tu marido no pare de buscar, que ya llegará. Es verdad que la naturaleza es sabia y cuando la mujer se convierte en madre le otorga grandes dosis de paciencia jejejeej besitos¡¡

Trax dijo...

No sé como están las cosas por Chile, pero desde luego no me parece mucho tiempo un mes en el paro. Aunque la situación la conocerás mejor tú que yo, claro.
Mi hermano pasó algo parecido en noviembre, y se le cayó el mundo encima y justo al mes, encontró trabajo.
Con esto quiero decir que no pierdas la esperanza, el plan B está ahí, pero hace falta un poquito más de paciencia. Sé que a estos hombres es lo que les falla. Mi chico no es capaz de estar en casa, ni enfermo, se le cae la casa encima y eso que no hay niños!!
Mucho ánimo guapa.
Un beso fuerte.

porfinyomisma dijo...

Tenemos muchas cosas en común, cariño. Como lo del marido en paro.
El mío anda por la casa de un humor de perros y lo suele pagar a voces con los niños.
O le molesta cualquier cosa.
Supongo que es porque está preocupado, agobiado... se siente mal....su autoestima se resiente, y sí, tampoco es muy comunicativo.
Ánimo cariño, ten paciencia e intenta hablar con él sobre cómo te sientes.
Bezo enorme y achuchón.

Débora #ALATIDOS# dijo...

Desde el corazón de una desconocida, decirte que tu relato me ha emocionado, he sentido tus pensamientos y puedo imaginar las circunstancias por las que ahora pasas.
Te envío muchos ánimos y energías, porque ahora es cuando tú debes ser más fuerte para no arrastrar tu espíritu. La diferencia entre hombres y mujeres llega más allá de tener un "pitilín" o no, y toda mujer es siempre más fuerte en la tempestad que un hombre. Eso de que detrás de un gran hombre se esconde una gran mujer, es cierto, pero más cierto es: "No debemos buscar a la gran mujer detrás del gran hombre, sino delante de él".
Por eso, recuerda, si tenemos un olmo, no podemos pedir limones: más me conviene darme un paseo (aunque el esfuerzo sea mío) para ir al super a buscar los limones...
Ánimos, sé valiente, y busca tu sonrisa diaria. Mis mejores deseos para que pronto deis la vuelta a estas circunstancias. Un poquito de paciencia también te envío.
¡Y un abrazo, feliz fin de semana!

Madre desesperada dijo...

Desgraciadamente, los hombres son un niño más en casa y hay que tener tanta o más paciencia con ellos que con tus hijos. Lo digo y no lo práctico porque ¡mi cónyuge me saca de mis casillas! No me imagino a Raúl todo el día en casa :S

Espero de todo corazón que encuentre un trabajo pronto y te deje vivir. Además de darte la tranquilidad de tener la parte económica cubierta. No sé cual es la profesión de tu marido, pero cuando yo me he quedado en paro empiezo a tener entrevistas a los dos o tres meses de empezar a mandar currículums. Paciencia y mucha suerte.

Miri dijo...

Es complicado hacerles entender que tienen que cambiar el chip para pensar antes en las necesidades de los hijos.. y es una pena, porque ellos solitos deberian darse cuenta, lo que pasa es que al final los niños saben que a papa no se le molesta y la que juega y me da galletas es mama..
Estar en el paro no es la mejor situación para mejorar todo esto, pero espero que se de cuenta de todo lo que se esta perdiendo.

Un abrazo

Yaneth dijo...

Yo creo que ese es otro "mal común" de la mayoría de nuestros maridos. Mi marido también carece de paciencia en estas cosas, no quiero ni pensar lo que sería tenerlo también en casa todo el día. Estoy segura de que me estresaría mas él que el peque. Ánimo y mucha paciencia, seguro que pronto consigue un trabajo.
Me quedo por tu blog para seguir apoyándote cuando lo necesites. Un Saludo! ;)
http://yanethpoints.blogspot.com/

Jesús dijo...

mucho ánimo!!! yo sé de gente que está en la misma situación, y su plan b no es volver a españa, es irse de ella... pero paciencia que llegará

besos

mistrucosparaeducar dijo...

Raquel hija, que he estado un poco liada y no te había leído. Mucho ánimo, es muy pesado esto del paro y espero que pronto se solucione. Creo que sólo estuvo mi marido un mes casa entre un trabajo y otro, y casi me da ( y le da) algo.
De todas formas, el jardín del vecino siempre parece más verde, vamos que por malas rachas de pareja, pasamos todos.
Ánimo guapa!

Nenica dijo...

Hola Raquel,
Perdona que me cuele en tu blog con este asunto tan delicado, pero he pasado por una situación muy similar y se por experiencia que es muy difícil de llevar.
Creo que lo mejor que puedes hacer por tu relación es apoyarle y hacerle saber todo lo que vale, que seguro es mucho aunque en estos tiempos hasta las personas más valiosas terminan pasando por malas rachas laborales.
Si está sin empleo su trabajo es encontrar empleo, HABLAR con todos los contactos que tenga, contarles su situación, la mayoría de trabajos suelen surgir a través de personas conocidas.
Seguro que es solo cuestión de tiempo, pero como todo, ese tiempo hay que pasarlo y lo pasan tan mal la persona desempleada como los que están alrededor.
Seguro que las discusiiones no son solo porque esteis más tiempo juntos, sino porque estáis pasando una situación difícil (no estáis de vacaciones), aplica la frase de "Quiereme cuando menos lo merezco porque es cuando más lo necesito"
Papito estuvo finalmente solo 3 meses en paro al poco de nacer mis peques.
Un beso guapa y mucha suerte

Paris dijo...

Espero que estés bien, hace ya días que no dices nada, ojalá tu marido ya haya encontrado trabajo, de corazón te lo deseo. Un abrazo.