martes, 27 de marzo de 2012

Controles médicos.


Cada vez que Diego debe hacerse sus exámenes médicos me tranquiliza porque sé que si su enfermedad vuelve estará bajo control, pero el miedo nos vuelve a invadir porque si vuelve, será otra vez empezar una pesadilla.

Hoy ha sido ese día en el que mi pequeño tiene que ser ingresado para hacerse todos los exámenes necesarios, y a pesar de que hablo con él muy seguido, no deja de ser un dolor intenso, saber que lo tiene que volver a pasar mal con los pinchazos, los contrastes, etc..., saber que a pesar de anestesiarle en alguna de las pruebas, sale de ellas llorando y con pena.

Menos mal que si algo bueno tienen los niños, es que pasado el momento se les olvida por lo que tuvieron que pasar. Una de las veces que he hablado con él me dice: mamá, estoy aquí, otra vez... se me parte el alma escucharle con su lenguita de trapo todavía y esa vocecita...

Ahora Diego juega a que es Buzz Lightyear, se pasa el día diciendo: hasta el infinito y más allá... llamando al comando estelar, aprentando botoncitos imaginarios en su brazo como si fuera el láser y esas cosas... y hoy, para ponerle la nota cómica a su paso por la clínica jugaba con la vía que le ponen para meter el contraste, como si fuera el láser de Buzz...
Así son los niños... lo que hace un minuto le hace llorar, se convierte en parte del juego.

Al llegar a casa su hermana le pregunta: Como está tu pupa???... y el responde: sí, aquí, me picó un mosquito...
Bueno, supongo que a pesar de todo los niños tienen esa facilidad para olvidar, un poquito memoria de pez, lo que es bueno, porque pasar por todo esto y recordar, no debe ser grato para un niño que aún no cumple tres años.

Me da pena porque si bien mi madre dice que tengo unos niños asalvajados, creo que mi gordito es hasta educado... a pesar de lo mal que tiene que pasarlo, le dice gracias a las enfermeras y se despide de ellas con un beso... Mi angelito!!.

Lo mejor del día es que siempre tiene un premio por haber sido todo un campeón... algo que a él le encanta... no sé si el premio o sentirse un campeón... un premio que podemos compartir todos... y para papá y mamá el premio es tenerle con nosotros, disfrutarlo cada día y que nos brinde esos gestos tan suyos, sus sonrisas, su risa contagiosa y todos los besos que a él le gusta regalar...

13 Aleteos:

Mamà Artesana dijo...

Dicen q los niños tienen amnesia infantil. Por eso olvidan todo tan rapido, y eso es una dàdiva divina, pq muchos niños asi como el tuyo, pasan por fuertes dolores y momentos, pero pueden seguir adelante sin angustias, pq ya olvidaron todo...
me encantò tu blog y por aqui me quedo, saludos!

Eviki dijo...

vaya¡que niño más bueno que tienes¡¡que bien¡¡es verdad, a ellos se les olvida pronto las cosas y no te tienen rencor. besos¡

Mo dijo...

De asalvajao nada, tu niño es maravilloso. No puedo ni imaginar el dolor que debe suponerte volver al hospital, aunque sea sólo para controlar que todo está bien...Me alegro de que tu peque lo afronte todo tan bien. Ahora toca jugar y mimarlo mucho. Besitos.

Trax dijo...

Pues a mi me parece que es monísimo y educadísimo!!
Ellos tienen esa capacidad, con juegos y con imaginación. Aunque supongo que también influirá que no terminan de entender del todo, como los adultos, qué es lo que está pasando.
Me alegro que todo vaya genial, cada visita tiene que ser duro y remover mucho, pero ahí le tenéis!
Un beso fuerte!

(tienes que poner que los comentarios no vayan en ventana emergente, creo)

London dijo...

Joo que mal trago :(

La parte buena es que se les olvida y ellos no cogen traumas!!!

Besotes

mama de parrulin dijo...

La verdad que el otro día decías que Sofía es grande, más grande y más valiente es Diego con lo chiquitito que es! Un campeón!

Drew dijo...

Que valiente tu Diego! Mucho ánimo, espero que la revisión fuera genial. Besos!

Madre desesperada dijo...

Ojalá las madres tuviéramos también esa memoria de pez en ocasiones. Me alegro de que Diego ya esté en casa de nuevo para jugar con su hermana mayor y mimar a la pequeña. Es un campeón. Parece mentira que niños tan pequeños tengan ese coraje.

Jeza Bel dijo...

Diego es monísimo y de aslvajado nada.....pero si es un sol, dando besos y diciendo gracias a las enfermeras, pa´comérselo!!!!

Me alegro que la enfermedad ya no esté....aunque el peque tenga que pasar por esas revisiones...pero mira, se le olvida pronto....toda una lección para los adultos, que somos unos quejicas!!!!!

Un besazo enorme!!!!

Paris dijo...

El cáncer en sí es duro cuando se trata de un adulto, pero cuando se trata de un niño es muy cruel...nunca entederé que los niños tenga que pasar por todo eso, comos i fueran adultos.

Sé de qué van todas esa pruebas, por desgracia, y solo espero que no lo pase muy mal y que pronto terminara y además y lo más importante, que esté limpio por siempre jamás.

Un besazo y muchos ánimos.

Débora #ALATIDOS# dijo...

Linda, qué bonito escribes... lo hagas desde el miedo, el dolor, la tristeza, el cansancio... siempre puedo ver entre tus líneas el coraje y valentía de esa mujer acostumbrada ya a ser el motor de un hogar.
Te mereces todas las sonrisas del mundo y más allá!
Y tus hijos son reflejo tuyo! Qué orgullosa puedes estar!
Estoy segura que la lección que te da el gran Diego, es que siempre hay que ver todo problema con esos ojos de esperanza, de ilusión, esperanza y superación, porque cualquier dolor, es menos doloroso si lo acompaña una sonrisa.
Los peques son más sencillos que nosotros como adultos, están menos maleados de la vida, y la viven con la pasión que a veces nosotros como adultos perdemos. No llores por un hijo maravilloso como él, arrímate y cuando flojees, él te pasará parte de su energía para hacerte ver que la vida a vuestro lado es su mejor regalo!
Un abrazote inmenso y la mayor de mis sonrisas para tu príncipe!

Yaiza dijo...

los niños siempre nos sorprenden,aguantan más de lo que imaginamos.
Espero que esteis todos bien porque llevas un mes sin escribir, me imagino que será por tu dia a dia con 3 criaturas y por la mudanza.
Animos y besiños

Jesús dijo...

un campeón de los grandes!! ese es nuestro Diego!! mucho ánimo y fuerza!!